www.dbf.es

5 Aspectos Clave para mantener la salud de tu Web

Por Carmen Casado, abogado especializado en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y su aplicación al sector farmacéutico y sanitario.

La web de nuestra Oficina de Farmacia es nuestra cara visible en Internet; de ahí la importancia de cuidarla y mantenerla en óptimas condiciones de salud, de forma que presente un aspecto fresco y saludable, y resulte útil y atractiva de cara a nuestros usuarios. Una imagen descuidada, desactualizada, no ajustada a la normativa vigente o con carencias estéticas, técnicas o jurídicas no invitará al usuario a confiar en nuestra Oficina de Farmacia ni en la calidad de los productos o servicios que ofrezcamos a través de Internet. Generar confianza es clave para que nos visiten, adquieran nuestros productos o disfruten de nuestro asesoramiento; máxime, en un contexto en el que nuestra imagen online y offline confluyen significativamente en términos reputacionales y de imagen de marca.

Por ello es importante mantener actualizado y en buena forma nuestro sitio Web, dotándolo de mecanismos técnicos y jurídicos adecuados, que generen confianza y nos permitan obtener y mantener una ventaja competitiva frente terceros, a medida que nuestra presencia y actividad digital aumenta.

Nuestro sitio web, al igual que nuestro negocio, es un elemento dinámico, en constante evolución, que debemos ir enriqueciendo y al que podemos dotar de numerosos servicios o funcionalidades. El paso natural de una web estática, en la que simplemente nos anunciamos, a una web 2.0, en la que cultivar la interacción con los usuarios, o a una plataforma de comercio electrónico, donde comercializar parte de nuestros productos y/o servicios, debe llevar siempre aparejada una revisión en términos jurídicos, al objeto de ajustar los cambios que introduzcamos a la normativa que, en su caso, resulte de aplicación.

En ocasiones, la revisión puede venir motivada por cambios legislativos. Las normas cambian con relativa frecuencia y a veces, pasan inadvertidas para la generalidad de los usuarios. Tales cambios pueden introducir desde exigencias formales, que impliquen modificaciones (I) en la información a facilitar y la forma en que ésta ha de ser facilitada o (ii) en el diseño de nuestra web, hasta ampliar o restringir el elenco de productos y servicios susceptibles de ser comercializados online (e.g. los cambios operados por la reciente normativa en materia de consumidores y usuarios, en vigor desde el pasado 13 de junio de 2014, o el Real Decreto que permite a las Oficinas de Farmacia la venta por Internet de medicamentos publicitarios).

Dada su trascendencia, aquí os dejo una serie de recomendaciones que os ayudarán a mantener vuestro sitio web en óptimo estado de salud, desde un punto de vista jurídico.

  1. Revisa periódicamente los textos legales del sitio web (Aviso legal, Política de Privacidad, así como sus Términos y Condiciones de Uso), al objeto de mantenerlos actualizados y adaptados a los cambios legislativos. En este sentido, la última modificación de la normativa en materia de consumidores y usuarios comentada anteriormente amplía los deberes de información a los usuarios (a los que les habremos de facilitar el número de teléfono de la Farmacia, así como una dirección de correo electrónico), introduciendo asimismo nuevos requisitos a cumplir por los servicios de información y atención al cliente.
  1. Revisa periódicamente la Política en materia de Cookies. Es habitual que cuando instalamos nuevas funcionalidades éstas impliquen la instalación de cookies en los dispositivos de nuestros usuarios sobre las que posiblemente no hayamos informado o solicitado, en su caso, el oportuno consentimiento del usuario. Es necesario disponer de una política adecuada en materia de cookies, en caso de que las utilicemos. Pese a que la normativa lleva años vigente y resulta plenamente exigible, muchos son los sitios web que, a día de hoy, no cumplen todavía con sus deberes en materia de información y consentimiento, o bien los cumplen pero de forma deficiente.
  1. En caso de que habilites herramientas o funcionalidades que permitan la interacción con el usuario (blogs, foros de discusión o un servicio de consultas online), es recomendable desarrollar unos términos y condiciones de uso específicos, al objeto de que los usuarios sepan en todo momento cómo han de utilizar tales herramientas, cómo serán tratados sus datos de carácter personal y quién ostentará la titularidad de los contenidos que se viertan en los mismos.
  1. En caso de que incorporar logos, nombres comerciales, o contenidos de terceros (ya sean textos o material audiovisual) será necesario verificar que disponemos de las oportunas autorizaciones y/o cesiones de derechos en materia de propiedad intelectual y, en su caso, de derechos de imagen.
  1. Si vendes por Internet, revisa el catálogo de productos y servicios ofertados, al objeto de verificar (i) que la información proporcionada por cada tipo de producto es la exigida legalmente y se proporciona de forma adecuada al usuario, así como (ii) si el tipo de producto o servicio puede ser efectivamente comercializado y promocionado a través de Internet.

En este sentido, mencionar que la normativa en materia de consumidores y usuarios citada anteriormente ha introducido novedades sustanciales en la contratación de bienes y servicios a través de internet. Entre ellas, destacaremos las siguientes, al poder implicar modificaciones en el diseño y/o configuración de nuestro sitio web:

  • El tamaño de la letra de las Condiciones de Compra no podrá ser inferior a 1,5 milímetros, debiendo figurar suficientemente contrastada con el fondo donde se ubique, de forma que no haga dificultosa su lectura.
  • Cualquier botón de pago deberá etiquetarse con la expresión “pedido con obligación de pago” u otra expresión análoga que permita acreditar que el usuario es consciente de la existencia de dicha obligación así como de su aceptación expresa. Igualmente, cualquier pago adicional deberá ser comunicado de forma clara y comprensible al usuario, y ser expresamente aceptado por éste.
  • El derecho de desistimiento se ha ampliado a 14 días naturales, extremo del que deberás informar adecuadamente a los usuarios, poniendo asimismo a su disposición un Formulario de Desistimiento en el propio sitio web.

Tu sitio web es tu escaparate virtual; cuídalo de la misma forma que cuidas el escaparate físico de tu Farmacia. Si es actual, está limpio y ordenado, y se dinamiza adecuadamente, podrá convertirse en una poderosa herramienta de marketing para tu negocio.

 

COMPÁRTELO:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *