complementos alimenticios con vitaminas y minerales desde la farmacia

¿Cómo aconsejar complementos alimenticios con vitaminas y minerales desde la farmacia?

Parece claro que, tras la crisis sanitaria generada por el COVID-19, estamos inmersos en una nueva realidad y que este confinamiento y la posterior salida de él va a hacer que nuestros hábitos cambien en todos los sentidos y por eso desde las farmacias tenemos que estar atentos y actualizados para saber afrontar esta nueva situación.

La farmacia se está erigiendo como el establecimiento sanitario más accesible en esta nueva situación donde acuden muchos ciudadanos a consultar y resolver dudas, muchas de ellas encaminadas a saber cómo afrontar esta situación en un estado óptimo tanto físico como psicológico además de recuperar o mantener “las energías” durante este confinamiento que ya se alarga casi dos meses. Por lo tanto, estar preparados a la hora de responder dudas y aconsejar en el mostrador es fundamental, y en este artículo nos centraremos en dar una pauta para un correcto consejo farmacéutico en la dispensación de complementos alimenticios.

Cuando hablamos de vitaminas y minerales es importante saber y transmitir que en la mayoría de los casos no las fabrica nuestro organismo y que necesitamos que ese aporte proceda fundamentalmente de una dieta equilibrada. Y este es el mejor consejo que siempre podemos dar, una alimentación sana, variada, rica en frutas y verduras te va a ofrecer el aporte necesario en ambos tipos de nutrientes.

Ahora bien, existen diferentes circunstancias en los que es adecuado iniciar una suplementación con complementos alimenticios con vitaminas y minerales: suplementación con complementos alimenticios con vitaminas y minerales 

  • Adolescentes, durante la adolescencia las necesidades nutricionales se ven aumentadas y en muchos casos con la dieta esas necesidades no se ven cubiertas… así que, lo primero educación nutricional y si es necesario se puede iniciar una suplementación para cubrir esas necesidades.
  • Épocas de mayor esfuerzo físico e intelectual, ya que, aunque exista esta situación de confinamiento, el calendario escolar y universitario continua y es en estas fechas cuando los estudiantes ven sus necesidades aumentadas y son muchos los casos que debido al estrés al que se ve sometido la persona la alimentación falla.
  • Tercera edad, muchas son las personas de mayor edad debido principalmente a limitaciones físicas o funcionales pueden no seguir una dieta acorde con sus necesidades. Una suplementación extra les va a ayudar a alcanzar ese nivel en vitaminas y minerales que debido a esas limitaciones no consiguen.
  • Tabaquismo, cuyo consumo se aumenta en situaciones de estrés como a las que estamos sometidos en estos momentos. La recomendación por parte de la farmacia de complementos alimenticios que contengan un antioxidante como la Vitamina C, E o A es más que adecuado.
  • Vitamina D, sol y paseos. La vitamina D es una de las pocas vitaminas que nuestro organismo tiene capacidad de sintetizar, con la intervención necesaria de la radiación UV del Sol. En la actual situación donde la posibilidad de pasear esta limitada, recomendar un aumento en la ingesta de alimentos ricos en vitamina D así como la recomendación de algún complemento alimenticio que contenga dicha vitamina en condiciones adecuadas es más que adecuado. 

Además, y como valor añadido, la farmacia dispone de una herramienta en exclusiva… el consejo farmacéutico siempre asociado a la dispensación. En esta situación tan especial, estos son algunos de los que podemos dar:

  • Dormir las horas necesarias… la falta de sueño esta detrás de numerosos problemas de salud, además de ser necesario para un correcto funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Realizar una alimentación sana y equilibrada, con bajo contenido en grasas y alimentos procesados. La mejor opción es planificar un menú saludable, e incluir en snack saludables en la lista de la compra.
  • Reducir al máximo el consumo de tabaco.
  • Reducir el consumo de alcohol y de bebidas azucaradas al máximo, para beber durante la comida la mejor opción será el agua.
  • No permanezcas más de 2 horas seguidas sentado.
  • Intenta realizar algún tipo de actividad o ejercicio físico, adecuado según el estado físico y/o la edad. 

Pablo García
Farmacéutico y autor del blog Medicadoo.es

COMPÁRTELO:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *