L-METILFOLATO: la forma activa del ácido fólico

L-METILFOLATO: la forma activa del ácido fólico

La vitamina B9 es una vitamina hidrosoluble que participa como cofactor en reacciones metabólicas relacionadas con la síntesis de ácidos nucleicos (DNA), aminoácidos y en las reacciones de transferencia de grupos metilo (metabolismo del carbono-1 o reacciones de metilación). Estructuralmente es una molécula de ácido paraaminobenzoico unida a una pteridina y a varios residuos de glutamato. Vitamina B9 o ácido fólico es un término general que se usa para designar las diferentes formas químicas de esta vitamina, pero no todas son iguales.

Aproximadamente en el 80% de los alimentos fuentes de esta vitamina (verduras de hoja verde, legumbres) encontramos principalmente la forma de los folatos, que son estructuras poliglutámicas, con varios residuos de glutamatos. En los alimentos, se debe tener en cuenta que la cocción prolongada y la conservación inadecuada puede destruir 50-80% de los folatos presentes. Son sensibles al calor y a la temperatura elevada.

En los complementos alimenticios y alimentos fortificados mayoritariamente encontramos el ácido fólico (AF) o ácido pteroilmonoglutámico, que es la forma oxidada con un solo residuo de glutamato y de mayor biodisponibilidad que los folatos alimentarios.

Sin embargo, tanto el AF como el folato alimentario no son biológicamente activos y tienen que ser convertidos a la forma metabólicamente activa que es el 5-metiltetrahidrofolato o L-metilfolato (5-metilTHF). Este proceso se realiza a través de múltiples pasos en los que la enzima metilentetrahidrofolato reductasa (MTHFR) posee un papel decisivo. Algunas personas tienen polimorfismos genéticos poco favorables y no producen copias adecuadas o efectivas de la MTHFR. La enzima trabaja de manera limitada, convirtiendo sólo una pequeña parte del AF y folatos ingeridos a L-metilfolato, la forma activa y predominante en el plasma y los tejidos1. Las personas afectadas por estos polimorfismos necesitan incrementar el consumo de folatos en los alimentos o bien ingerir complementos alimenticios con la forma 5-metilTHF. Esta recomendación es más adecuada que ingerir ácido fólico sintético a dosis altas, ya que no será activo y podría ocasionar problemas en el marco de un consumo crónico por acúmulo de formas no metabolizadas del AF. Estas personas también muestran bajas concentraciones de folato en los eritrocitos y altas concentraciones de homocisteína en sangre. Estos valores se asocian a un mayor riesgo de padecer enfermedades cerebrovasculares, neurológicas y cambios del estado de humor. Diversos estudios indican que la administración de la forma activa 5-metilTHF es más biodisponible que el AF sintético, no enmascara una posible  deficiencia de vitamina B12, no deja formas no metabolizadas de ácido fólico y no se afecta por los polimorfismos genéticos2.

 Quatrefolic

Imagen de Quatrefolic ®: sal de glucosamina de (6S)-5-metiltetrahidrofolato

 

COMPÁRTELO:

2 thoughts on “L-METILFOLATO: la forma activa del ácido fólico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *