¿Pongo en marcha una farmacia online?

Online-ApothekeLa aprobación del Real Decreto 870/2013, que regula la venta online de medicamentos de uso humano no sujetos a prescripción médica, ha motivado que muchas farmacias estén considerando en estos momentos vender a través de Internet.

De momento todavía no es posible hacerlo. El pasado mes de junio la Comisión Europea presentó el logo común que servirá para identificar de forma segura y fiable las páginas web que cumplen con la normativa vigente en relación a la venta online de medicamentos. Desde entonces la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y las Comunidades Autónomas deberán habilitar en el plazo máximo de un año los sitios web informativos correspondientes, según establece el mencionado Real Decreto.

Sólo a partir de ese momento será posible poner en marcha la venta online, previa notificación con 15 días de antelación a las autoridades competentes de su comunidad del nombre del titular o titulares, la fecha de inicio de la actividad, el sitio web utilizado y la información sobre todos los procesos de envío de los medicamentos al público.

Por lo tanto, prevemos que aún quedan varios meses por delante durante los cuales podemos sopesar la decisión de lanzarnos a la venta online y planificar cómo hacerlo. Si bien se trata de una actividad que no resulta demasiado complicada de poner en marcha, como prueba las numerosas farmacias que ya lo han hecho, no son despreciables la dedicación y esfuerzo económico necesarios.

Tienda online

Ante todo es preciso tener en cuenta que una tienda es un negocio distinto al de la farmacia física. Aunque parte de la oferta coincida, son distintos la forma de vender, las políticas de marketing, el mercado potencial, el público objetivo, los competidores, la tecnología, la distribución, etc. Es evidente que se requiere otras capacidades y que es muy probable que debamos solicitar asesoramiento y soporte específicos para una gestión adecuada.

Einkaufen onlineAsí como para la tienda física la proximidad es un elemento relevante para el cliente y que en general ésta suele primar sobre el precio de venta, ello no es así en Internet, donde todas las tiendas se encuentran a un clic de distancia. Por ello, en el comercio electrónico el precio adquiere mayor protagonismo y para determinadas categorías y productos constituye una variable competitiva fundamental.

Dado que una farmacia difícilmente va a tener la capacidad necesaria para competir por precio con grandes competidores, es preciso reflexionar de antemano sobre cuál va a ser nuestra estrategia de diferenciación. ¿Vamos a competir por servicio? ¿Es preferible que nos especialicemos en una categoría y concentremos en ella todos los recursos?

Una vez hemos decidido poner en marcha nuestra farmacia online hay una serie de aspectos que deberemos considerar.

Competidores. Un ejercicio recomendable consiste en investigar a nuestros futuros competidores. Basta con ponerse en lugar de un imaginario comprador y buscar en Google algunos de los productos más representativos de la que consideramos será nuestra oferta. En los resultados orgánicos el buscador nos mostrará las páginas mejor posicionadas, mientras que en lugar destacado en la parte superior de la página de resultados y también a la derecha aparecerán aquellas páginas que han pagado por ello. Dediquemos un tiempo a analizar sus características: diseño, catálogo de productos, buscador interno, facilidad de navegación, nivel de precios, condiciones de venta, política de privacidad, garantías, etc. Ello nos ayudará a definir mejor las características de nuestra página.

Plataforma. Para habilitar una tienda online existen diversas opciones. Desde diseñar un software a medida, hasta unirse a un Marketplace (Amazon, Rakuten, Promofarma,…). Algunos gestores de contenidos web de ecommerce (Magento, Palbin, Shopify,…) permiten poner en marcha una tienda de forma rápida y fácil, sin necesidad de conocimientos técnicos previos. Suelen ofrecer servicio de alojamiento, integración sencilla de múltiples medios de pago, herramientas de análisis y distintos planes de precios. Deben permitir una navegación fácil y ágil. Algunos proveedores de hosting (alojamiento) ofrecen paquetes completos.

Diseño. Selecciona una plataforma que ofrezca múltiples plantillas de diseño entre las que escoger y que se puedan modificar con el fin de personalizarlas. Es recomendable que tengan la capacidad de adaptarse a dispositivos móviles (smartphones y tabletas).

Catálogo. Una buena organización, por marcas y categorías, es fundamental. Asimismo es importante cuidar que las imágenes de los productos sean de calidad. A la hora de encontrar un producto, un elemento clave para los usuarios es el buscador, especialmente cuando se ofrecen cientos o miles de referencias. En este caso puede ser conveniente invertir en un buscador interno potente (p.ej. Doofinder).

Man Payment Online With Credit CardPago. Con el fin de responder a las necesidades de las diferentes tipologías de clientes se aconseja ofrecer varias opciones de pago : Antes que el pago contra reembolso o la transferencia bancaria, muchos usuarios prefieren pagar con tarjeta. Para ello hay que instalar una pasarela de pagos o TPV virtual (un programa informático facilitado por los bancos que permite realizar pagos mediante tarjeta de débito o crédito a través de Internet de forma segura). Otras opciones cada vez más populares son las plataformas de pago online (la más popular es Paypal).

Envío. El RD 870/2013 considera que el farmacéutico titular es el único responsable de la dispensación y distribución de los medicamentos. Aunque permite la contratación de terceros para su transporte (algunos operadores del sector ya ofrecen sus servicios), «los medicamentos siempre deberán ser suministrados al usuario desde la oficina de farmacia, donde ejerza su actividad profesional el farmacéutico responsable de la dispensación» (artículo 10 apartado 9 de la citada normativa). No puede dispensarse desde otro lugar. Además, se debe advertir en las condiciones comerciales que la normativa vigente no permite la devolución de medicamentos, salvo error o defecto.

Promoción. Un blog es una herramienta que puede funcionar muy bien como generador de tráfico hacia nuestra farmacia online. Asimismo las redes sociales constituyen un buen aliado en este cometido, especialmente Facebook y Twitter. Éstas son útiles además como canal de atención al cliente. Puedes considerar también llevar a cabo alguna campaña en Google Adwords o en Facebook. Con el fin de mantener informados a los clientes e incrementar la repetición de compras se suelen utilizar campañas de email marketing, para lo que necesitaremos haber obtenido previamente la autorización explícita de los destinatarios (recuerda que hay que cumplir con la LSSICE y la LOPD).

Sellos de calidad. Aunque el hecho de que detrás de la página haya una farmacia real es un elemento que ofrece garantías al potencial comprador, no está de más solicitar la adhesión a algún sello de calidad, como el de Confianza online, Trusted shop o Verisign.

Si te ha interesado este post y deseas ampliar la información, te emplazamos a que asistas a la mesa redonda «¿PONGO EN MARCHA UNA FARMACIA ONLINE? CLAVES Y PAUTAS PARA LOGRAR QUE FUNCIONE» que tendrá lugar en el II Congreso de Autocuidado y en el que estaré participando. Puedes encontrar más información aquí.

COMPÁRTELO:

Comentarios en “¿Pongo en marcha una farmacia online?

  1. Muy buen resumen. Ojalá compañeros del sector tomen nota de este post, porque constantemente nos encontramos con casos de malas prácticas que no sabemos si es por falta de información o por mala fe.
    Trabajo para una farmacia que también tiene pagina web y cada día podría listar una cantidad de problemas derivados de la falta de conocimiento de compañeros del sector (copias, usurpación de identidad, descargas de material y re-edición de mis vídeos donde mis farmacéuticas hablaban en nombre de la farmacia, …).
    He tenido un caso bastante gracioso donde una farmacia me ha copiado el contenido y se ha olvidado de quitar el teléfono de la farmacia, no es muy inteligente, no?!
    Es importante hacer un cursillo para conocer como funciona este mundillo, principalmente los inmigrantes digitales (buscar el término).
    Creo bastante en la profesionalización del sector y también creo que es posible hacer las cosas, como dicen aquí en Cataluña “Poc a poc” e ir subiendo escalones. Por esto, amigo, no te creas cuando un hosting te ofrezca una pagina web ya con 1.500 productos insertados. Seguramente estos productos han sido copiados de algún catálogo en la red y puede contener material protegido. Además, Google no te hará ningún caso con esta copia. Osea, la probabilidad de aparecer en los resultados son muy bajas. Tampoco dejes en las manos del hijo del vecino la creación de tu sitio web, salvo si este chico te ofrece garantías (firmadas en papel) de que él puede hacer el trabajo.
    Estar en Internet es mas que necesario, aunque que no quieras vender directamente en la red. Por eso recomiendo documentarse y buscar profesionales que te garanticen la tranquilidad de que harán bien su trabajo.
    Suerte y resistencia!
    Priscila Neres
    @priscilaneres
    🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *