Segundo capítulo del libro “Redes Sociales en la farmacia”. La farmacia como marca.

En breve podrás consultar el segundo capítulo del libro “Redes Sociales en la farmacia”. Te lo enviaremos a través de nuestra newsletter. ¡Regístrate ya, si aún no lo has hecho!

comunicacion

En esta ocasión, analizaremos la farmacia como marca y aprenderemos conceptos como ¿qué es una marca y cómo podemos crearla?, ¿cómo debemos comunicar las actividades que realizamos en la farmacia?, la importancia de fijarnos objetivos medibles y alcanzables, etc.

Es importante tener presente que antes de iniciar un proyecto en Internet, debemos revisar los siguientes puntos:

• Nuestro público objetivo, es decir, ¿quiénes son los clientes de nuestra farmacia? De este modo, si estamos ubicados en un barrio residencial y tenemos un colegio cerca, los clientes de nuestra farmacia seguramente serán madres con niños pequeños, y seguramente tendremos más tráfico por las tardes, a la hora de salida de los colegios. Por el contrario, si estamos ubicados en una zona de oficinas, en la intersección entre dos calles transitadas, seguramente nuestra farmacia recibirá más gente de paso, que quizás entre en la farmacia si ve algo que recuerda que le hace falta o quiere en el escaparate.
• Nuestros puntos fuertes comparados con la competencia. Puede que nuestro establecimiento sea conocido por el servicio que prestamos a través de nuestro especialista en nutrición, homeopatía, o gerontólogo/a, o por nuestros horarios de atención al público. En el ejemplo mencionado anteriormente de una farmacia situada en un barrio con niños pequeños, puede que éste sea el motivo por el que nos escogen, porque estamos a una llamada de teléfono o a dos pasos del bebé que se pone a 39 ºC de fiebre en mitad de la noche.
• La percepción que tienen de nosotros nuestros clientes y, por qué no, saber qué les gustaría que ofreciéramos en la farmacia. Si preguntáramos a nuestros clientes, seguramente nos dirían que somos la farmacia más innovadora, la que siempre está a la última, la que domina la dermocosmética mejor que nadie en su zona de influencia, etc.

Tenemos que pensar que la farmacia es una marca, y construir su posicionamiento, es decir, la percepción que tienen nuestros clientes sobre nosotros en relación con la competencia. A partir de aquí, debemos crear mensajes, acciones y promociones en forma de texto, imagen, anuncio, etc., que ayuden a fortalecer esa percepción para llegar al consumidor…

En nuestra próxima newsletter recibirás el capítulo del libro completo.

COMPÁRTELO:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *